5 errores comunes de ciberseguridad que puedes y debes evitar fácilmente

5 errores comunes de ciberseguridad que puedes y debes evitar fácilmente
Ordenador en riesgo de amenazas de ciberseguridad.

Una estrategia organizativa integral y una política de seguridad empresarial sólida son cruciales para una ciberseguridad eficaz. Una empresa necesita hacer un esfuerzo concertado para diseñar, ejecutar y seguir un plan para abordar la gestión de riesgos cibernéticos de arriba a abajo.

No existe una estrategia única para las necesidades de las empresas en la gestión del ciberriesgo. Pero para mantener una sólida seguridad de los sistemas frente a las constantes amenazas, hay algunos principios básicos que toda empresa debería seguir.

Aquí se enumeran los cinco errores más frecuentes que cometen las empresas a la hora de salvaguardar sus activos contra los ciberataques, junto con consejos para evitarlos.

Pensar que no se puede ser un objetivo

Las empresas de casi todos los negocios, grandes o pequeños, son susceptibles de sufrir ataques. El robo de información de tarjetas de crédito u otra información de identificación personal aparece con frecuencia en los titulares de las noticias.

Por ello, las empresas que no manejan este tipo de datos suelen pensar que no son un buen objetivo para los atacantes online. En realidad, los adversarios llevan a cabo amplias operaciones en todas las esferas de la economía para vulnerar la seguridad y robar datos y activos.

Dado que son empresas y sus productos tienen demanda, las organizaciones poseen sin duda información valiosa. Toda empresa debe ser consciente de ello y trabajar para identificar y detener los daños potencialmente catastróficos que pueden provocar los ciberataques.

Por ejemplo, la red de la empresa puede romperse irremediablemente, imposibilitando el cobro del salario durante semanas. El servicio de atención al cliente podría interrumpirse, o los sitios web de productos podrían quedar fuera de línea, lo que podría suponer un enorme problema para un minorista o una empresa de servicios en línea.

La tecnología más crítica de una empresa puede ser hackeada. Tenga cuidado porque los adversarios están utilizando ataques digitales para destruir cosas reales, además de robar datos físicamente.

¿Qué puedes hacer para evitarlo?

Considere cuidadosamente este riesgo. Busque profesionales de la seguridad certificados para que realicen evaluaciones y pruebas.

Esto le ayudará a revelar los puntos débiles de la tecnología, el personal y los procedimientos, y ayudará a los dirigentes de su empresa a tratar la ciberseguridad como una prioridad empresarial.

No recopilar datos de forma segura


Las empresas que recopilan cualquier tipo de información de los clientes deben adherirse a estrictas normas de seguridad y cumplimiento. Hay repercusiones sustanciales tanto para la organización como para los clientes afectados si los datos sensibles se pierden en una brecha.

Por ejemplo, los empleados no pueden adquirir datos de forma segura sin los controles administrativos adecuados, conexiones seguras o normas de cumplimiento. Cualquier cosa que no sea así pone en peligro a todos los implicados.

¿Qué se puede hacer para prevenir los riesgos de seguridad?


Todas las empresas que recopilan datos de usuarios deben ser conscientes de los problemas de seguridad. Además, deben conocer las leyes de cumplimiento y privacidad de su empresa.

Es posible que su empresa tenga que cumplir con la HIPAA, la GLBA, el GDPR y la FERPA, entre otras leyes, dependiendo de su sector operativo.

Las empresas deben llevar a cabo evaluaciones periódicas de los riesgos de cumplimiento. Además, también deben cumplir con todas las leyes y reglamentos aplicables. De este modo, podrán garantizar la seguridad de la información sensible.

Los formularios en línea que contienen datos deben emplear las normas de autenticación, cifrado e integridad adecuadas para maximizar la seguridad.

Es mejor adherirse al principio del menor privilegio cuando se recogen datos a través de formularios en línea. Puedes utilizar controles de administración para restringir el acceso de los usuarios a aquellos que necesitan los datos o tienen permiso para actualizarlos.

El cifrado de extremo a extremo también es esencial para garantizar la seguridad de los datos cuando se mueven entre los formularios web y otros sistemas.

Considerar la seguridad como un mero problema informático


Un enfoque integral debe contar con una estrategia, una política y un procedimiento completos. Todo el mundo en la empresa, especialmente la C-suite, es dueño de los datos y es responsable de salvaguardar los activos más valiosos de la empresa, aunque el CIO o CISO pueda ser en última instancia el "ejecutivo responsable". Las empresas deben priorizar:

  • Salvaguardar la propiedad intelectual
  • Los secretos comerciales
  • La investigación y la innovación
  • La información personal identificable (PII)

Disponer de políticas y prácticas claras puede permitir a las empresas y a sus trabajadores responder con la mayor eficacia posible a los ataques de ciberseguridad. Esto puede repercutir en los resultados de una organización, en su situación financiera, en su reputación y en sus operaciones.

¿Qué medidas puede tomar?


Todos los empleados y el personal deben ser informados regularmente del riesgo que supone el cibervector para la empresa.

Los directivos de la empresa no tienen por qué ser expertos técnicos. Tienen que conocer las amenazas lo suficiente como para contribuir a la creación de planes de respuesta cibernética aceptables y asignar los recursos adecuados para aplicar estos planes.

La formación, la educación y los simulacros enseñan a toda la organización a reconocer los peligros y a prevenir y recuperarse de los ataques. Su equipo puede preparar esto internamente utilizando su propio redactor o formador y una herramienta de edición de fotos en línea para crear materiales educativos completos. Utilice estos recursos y anime a su personal a aprender más sobre la prevención de ataques de ciberseguridad.

Esperar demasiado tiempo para actualizar el software

Las actualizaciones de software suelen ser molestas. El tiempo que tarda su personal de TI en distribuir los paquetes a todas las estaciones de trabajo de su red podría reducir la productividad. También podría tener que enseñar a los empleados a utilizar la nueva versión, dependiendo de lo extensa que sea la actualización.

Debe cumplir un calendario que proteja su red a pesar de las dificultades que entraña la actualización del software.

Los piratas informáticos invierten mucho tiempo en buscar fallos de seguridad que les permitan acceder a redes y cuentas. Ejecutar un ataque contra una vulnerabilidad conocida no requiere muchos conocimientos ni experiencia. Los sitios y foros de la Dark Web facilitan a los ciberdelincuentes el intercambio de información e incluso la coordinación de operaciones masivas.

¿Qué hay que hacer?


Cuando los desarrolladores de software son conscientes de las vulnerabilidades, empiezan a buscar soluciones para cerrar la brecha.

Los parches se proporcionan en forma de actualizaciones de software, y usted se pone en peligro si no actualiza su programa tan pronto como el parche actual esté disponible.

Los delincuentes suelen empezar a aprovechar el código comprometido mucho antes de que los desarrolladores puedan publicar los parches, por lo que ya estás atrasado. Cada día es importante.

Puede programar un periodo en el que todo o parte del personal actualice el software en sus dispositivos mientras el resto del equipo disfruta de un merecido descanso. Para asegurarse de que el software está al día, puede activar las actualizaciones automáticas.

Formación inadecuada de los empleados

Muchas investigaciones sugieren que los empleados mal formados o sin experiencia pueden iniciar una brecha de seguridad en su empresa sin pretenderlo.

De hecho, los errores humanos siguen siendo la causa de la mayor parte de las violaciones de datos en las empresas. Normalmente se trata de un empleado que divulga involuntariamente datos valiosos durante un ataque de hackers.

Centrarse sólo en las amenazas externas e ignorar la posibilidad de que el personal interno pueda crear una brecha es un gran error. Las empresas no pueden permitirse el lujo de mantener a sus empleados en la oscuridad sobre los ciberataques, que son más comunes que nunca.

Según la investigación, las empresas se sienten expuestas porque:

  • Los empleados pueden compartir datos mediante dispositivos móviles (47%)
  • Los empleados pueden perder dispositivos móviles que contengan datos sensibles (46%)
  • Los empleados podrían utilizar indebidamente los recursos de TI (44%)

Los miembros de su personal no técnico representan una enorme vulnerabilidad que los defraudadores pueden explotar. Enséñeles el valor de la ciberseguridad, cómo detectar los peligros y cómo estar lo más seguros posible.

Una formación eficaz en ciberseguridad para los empleados debe incluir temas como:

  • Cerrar la sesión antes de salir del trabajo
  • Selección de contraseñas seguras
  • Informar de las llamadas telefónicas y los correos electrónicos dudosos
  • Cifrar los datos antes de guardarlos en un dispositivo o en la nube
  • Observar las directrices de TI para evitar sitios web, aplicaciones y servicios de riesgo

¿Cómo se pueden evitar las vulnerabilidades de los empleados?

Los ataques internos pueden ser ocasionalmente resultado de la mala intención de un empleado, pero la mayoría de las violaciones de datos son resultado de la ignorancia. Un mejor conocimiento y una formación regular en ciberseguridad por parte de un proveedor de servicios de ciberseguridad pueden reducir algunos peligros, pero no todos.

De hecho, el riesgo puede reducirse mediante simulaciones. A través de una cultura de conocimiento y educación, todos los empleados deberían estar motivados para adoptar una postura firme en materia de ciberseguridad.

Asegúrese de mantener a sus empleados actualizados sobre las nuevas tendencias y riesgos a través de la formación de concienciación sobre ciberseguridad de su empresa. Es más probable que los empleados recuerden esta información crucial si sus sesiones de formación son breves, frecuentes y atractivas.

No descuide la ciberseguridad


La ciberseguridad no se produce de forma aislada. Las soluciones están conectadas de la misma manera que los peligros. Una estrategia integral de arriba a abajo es la mejor oportunidad para que las empresas eleven el nivel de seguridad y disuadan la actividad delictiva.

Las herramientas y estrategias de ciber protección no pueden ser estáticas. Deben someterse a pruebas, mejoras y evaluaciones periódicas.

Esta guía dotará a su empresa de toda la información sobre ciberseguridad necesaria para recoger datos de forma segura y legal.