¿Es difícil la ciberseguridad? Los fundamentos son fáciles de entender

¿Es difícil la ciberseguridad? Los fundamentos son fáciles de entender
Símbolos de candado y ciberseguridad. 

Estar en línea significa que estamos constantemente interactuando con otros y compartiendo información a través de las fronteras. También significa que Google te está rastreando.

Este viaje virtual crea innumerables oportunidades para que los ciberdelincuentes accedan a nuestros datos personales. Si te sumerges en el funcionamiento de Internet y en cómo proteger tu privacidad, empezarás a escuchar mucho la palabra ciberseguridad. Pero, ¿qué es exactamente la ciberseguridad? ¿Es difícil la ciberseguridad?

La mayoría de nosotros entiende que el término ciberseguridad consiste en evitar que los malos entren en nuestros ordenadores y roben nuestra información. Hemos visto un montón de explicaciones diferentes en forma de artículos, infografías e incluso vídeos explicativos sobre ciberseguridad.

La ciberseguridad es bastante simple en la superficie, aunque pocos se molestan en profundizar en el concepto porque la idea se vuelve rápidamente muy técnica, compleja e intimidante.

En este artículo, te guiaremos a través de los fundamentos de la ciberseguridad.

¿Qué es exactamente la ciberseguridad? Una explicación para principiantes

En primer lugar, empecemos por entender qué es realmente la ciberseguridad. En su forma más simple, la ciberseguridad es la práctica de proteger la información en línea del acceso no autorizado o del robo.

La información online incluye todo, desde nuestros datos personales hasta nuestros registros financieros. Los riesgos de la información pueden incluir el acceso no autorizado, el uso, la divulgación, la interceptación o la destrucción de los datos. ¿De qué tipo de datos estamos hablando? Los datos suelen incluir la información confidencial de una empresa o de un usuario individual.

Una vez que se producen los ciberataques, suelen crear un efecto dominó que se deja sentir en organizaciones o comunidades online enteras. Por eso la ciberseguridad es especialmente importante para las empresas de todos los tamaños, independientemente del sector en el que participen.

Conceptos clave de la ciberseguridad

Un concepto clave que unifica la ciberseguridad es la preservación de la confidencialidad, la integridad y la disponibilidad de los datos (CIA, en inglés) de un usuario u organización.

Confidencialidad

El término confidencialidad se refiere a mantener la información privada y fuera del alcance de personas no autorizadas. En otras palabras, sólo deben tener acceso a la información aquellos que están autorizados a verla.

Integridad

El término integridad se refiere a mantener la exactitud y la integridad de los datos. Esto significa que la información no puede ser editada o alterada de ninguna manera sin la debida autorización.

Disponibilidad

La disponibilidad se refiere a garantizar que los usuarios autorizados tengan acceso a los datos cuando los necesiten. Así, siempre que un usuario necesite información, podrá acceder a ella sin problemas.

El objetivo final de toda ciberseguridad es proteger los tres elementos. Al preservar y salvaguardar estos tres componentes clave, los usuarios pueden mantener la información a salvo de los ciberdelincuentes.

Internxt es una nube de almacenamiento segura basada en blockchain y cifrado

Tipos más comunes de ataques a la ciberseguridad

Tanto la información personal como los datos empresariales son valiosos para los ciberdelincuentes. Estos son algunos de los tipos de ataques más comunes que utilizan para hacerse con sus datos:

Ataques de phishing

Los ataques de phishing son correos electrónicos o mensajes fraudulentos que intentan engañarte para que compartas información personal o hagas clic en un enlace malicioso.

Ataques de malware

El malware es un tipo de software malicioso diseñado para dañar o inutilizar los ordenadores, de modo que no se pueda acceder a los datos. Los virus son una forma común de malware.

Ataques de ransomware

En un ataque de ransomware, un ciberdelincuente encripta o roba tus datos y luego pide un rescate para desencriptarlos o devolverte el acceso.

Ataques de inyección SQL

La inyección SQL es un tipo de ataque que permite a los atacantes ejecutar código malicioso en su base de datos. Esto permite a los autores acceder a información sensible, como registros de clientes o datos financieros.

Ataques de denegación de servicio distribuido (DDoS)

Un ataque DDoS es un intento de hacer que un sitio web o una red no estén disponibles inundándolos con tráfico de múltiples ordenadores. Se utilizan para cerrar los sitios web objetivo.

Peligros de tener una ciberseguridad deficiente

Cuando se tiene una ciberseguridad deficiente, no sólo se ponen en peligro los propios datos. También estarás poniendo en peligro la información de todos los que interactúan contigo.

Por ejemplo, si utilizas la misma contraseña para todas sus cuentas y una de ellas es pirateada, el atacante tendrá acceso a todas sus otras cuentas y podrá atacar las cuentas vinculadas a la tuya.  Cambiar contraseña es algo que debes hacer necesariamente.

Este es sólo un ejemplo de cómo los ciberataques pueden tener un efecto de bola de nieve. Una vez que un atacante tiene en sus manos una parte de tu información, puede utilizarla fácilmente para obtener aún más datos sensibles. Las malas prácticas de ciberseguridad pueden provocar:

-Robo de identidad: Cuando los ciberdelincuentes acceden a tu información personal, pueden utilizarla para cometer un robo de identidad. Esto incluye la apertura de nuevas cuentas a tu nombre, la presentación de reembolsos de impuestos fraudulentos, el uso de tu número de la Seguridad Social para obtener un crédito, y mucho más.

-Pérdidas financieras: Los ciberdelincuentes pueden utilizar tu información financiera para realizar transacciones no autorizadas, robar tu dinero y acumular deudas en tu nombre.

-Daño a la reputación: Cuando tus datos son violados, pueden ser utilizados como arma para dañar tu reputación, tanto personal como profesionalmente.

-Pérdida de negocio: Un ciberataque puede empañar la buena voluntad que tu empresa ha construido a lo largo de los años y hacer que tu negocio pierda dinero y reputación.

-Cargos fraudulentos en su tarjeta de crédito: Un atacante puede hacer cargos no autorizados en tu tarjeta de crédito, lo que puede dejarte una factura considerable.

Implementar la ciberseguridad: cómo prevenir los ciberataques

Ahora que conocemos algunos de los tipos más comunes de ataques a la ciberseguridad, veamos cómo podemos prevenirlos. No se puede eliminar por completo el riesgo de ciberataques, pero se pueden tomar varias medidas para reducir las posibilidades de que su empresa o sus cuentas personales sean el objetivo.

Mediante la aplicación de algunas prácticas sencillas de ciberseguridad, puedes hacer que sea mucho más difícil para los ciberdelincuentes acceder a tus datos.

Y no, no hace falta ser un ingeniero en ciberseguridad ni invertir en las últimas y mejores tecnologías de seguridad para estar a salvo. Sin embargo, sería útil contratar a un equipo de profesionales de la ciberseguridad para que le ayuden.

Independientemente del presupuesto o de los conocimientos informáticos, hay muchos cambios sencillos que todo el mundo puede hacer para proteger mejor sus datos de los ciberdelincuentes.

Utiliza contraseñas seguras

Implementar una ciberseguridad fuerte puede ser tan sencillo como elegir una contraseña fuerte para sus cuentas. Cambia tu contraseña, crear contraseás fuertes es una parte sólida de una buena higiene de ciberseguridad. Tu contraseña segura debe tener al menos ocho caracteres e incluir una mezcla de letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales.

Comprueba tu contraseña con el comprobador de contraseñas de Internxt

También debes evitar utilizar la misma contraseña para todas sus cuentas. Si un ciberdelincuente se hace con una de tus contraseñas, es casi seguro que intentará utilizarla para acceder a tus otras cuentas.

Manten tu software actualizado

A medida que se identifican nuevas amenazas, los desarrolladores de software crean actualizaciones para parchear las vulnerabilidades. Si mantienes tu software actualizado, te aseguras de tener las últimas protecciones contra las amenazas nuevas y actuales.

Haz una copia de seguridad de tus datos

Si tienes una copia de seguridad de tus datos, puedes restaurarlos si se pierden o se corrompen en un ciberataque.

Hay dos tipos principales de copias de seguridad: local y en la nube. Una copia de seguridad local es una copia de tus datos que se almacena en un disco duro externo o en otro dispositivo que no esté conectado a Internet.

Una copia de seguridad en la nube es una copia de tus datos que se almacena en un servidor remoto. A la larga puede costar un poco más que las copias de seguridad locales, pero las nubes suelen ser más cómodas porque puedes acceder a los archivos de copia de seguridad desde cualquier lugar.

Formarte a ti mismo y a tus empleados

Tus empleados son uno de sus mayores activos, pero también pueden ser una de tus mayores vulnerabilidades en materia de ciberseguridad. Los ciberdelincuentes suelen dirigirse a los empleados con correos electrónicos de suplantación de identidad en un intento de acceder a la red de la empresa.

¿Es difícil la ciberseguridad? En realidad no, si formas a tus empleados. Puede proteger su empresa formando a sus empleados en las mejores prácticas de ciberseguridad, por ejemplo, cómo detectar un correo electrónico de phishing y qué hacer si lo reciben.

Habilita la autenticación de dos factores (2FA)

La autenticación de dos factores (2FA) es una capa adicional de seguridad que requiere que los usuarios proporcionen dos datos para acceder a una cuenta.

Por ejemplo, puedes utilizar una contraseña y un código de un solo uso que se envía al teléfono móvil. La autenticación de dos factores dificulta a los ciberdelincuentes el acceso a sus cuentas.

Conclusión

Vivimos en un mundo en el que la tecnología evoluciona constantemente. Cada día encontramos nuevas formas de utilizar la tecnología para hacernos la vida más fácil. Al mismo tiempo, los ciberdelincuentes también encuentran nuevas formas de aprovechar las vulnerabilidades para acceder a nuestros datos personales.

Entonces, ¿es la ciberseguridad tan difícil como parece? ¿O ya lo tienes?

Aunque hay mucha jerga técnica implicada, los fundamentos de la ciberseguridad no son en realidad tan difíciles de entender. Tomando algunas medidas sencillas, se hace mucho más difícil que los ciberdelincuentes accedan a tus datos.  Nuestras ciberdefensas dependen, en última instancia, de hacerles la vida más difícil a los ciberdelincuentes.