¿Cómo pueden los rastreadores web ocultos poner en riesgo mi privacidad?

Ojo azul sobre fondo azul claro

La seguridad digital es un término de moda hoy en día, debido a nuestros dispositivos y a lo mucho que los usamos. Mientras llevamos a cabo nuestras vidas, ya sea en nuestros ordenadores portátiles en casa o fuera de ella en nuestros teléfonos, estamos constantemente dejando migas de pan digital detrás de nosotros en forma de datos.

Estos datos son recogidos y utilizados por las empresas e incluso por agentes potencialmente maliciosos para rastrear nuestros movimientos, dirigirnos mejor a los anuncios u otros contenidos, o incluso para cometer fraudes. Mientras que algunos de estos rastreos son increíblemente sofisticados, otros están más ocultos y pueden ser difíciles de detectar. Los rastreadores web son una de estas formas de seguimiento oculto que pueden poner en peligro nuestra privacidad.

¿Qué son los rastreadores web?

En pocas palabras, el término rastreador web se refiere a cualquier tecnología que permite a un tercero recopilar datos sobre su actividad en línea. Estos datos incluyen todo, desde los sitios web que visita, hasta las búsquedas que realiza e incluso los artículos que añade a su cesta de la compra. Toda esta información se utiliza para rastrear su comportamiento en línea y ofrecerle mejor publicidad u otros contenidos.

Si se utilizan con fines más maliciosos, estos datos también pueden servir para acosarle o cometer un fraude. En algunos casos, los rastreadores web se han utilizado incluso para secuestrar las cuentas de las personas o infectar sus dispositivos con malware. Esto les permite acceder a información sensible, como datos bancarios o fotos personales.

¿Cuáles son los rastreadores web más comunes?

En una época en la que los datos privados son cada vez más valiosos y en la que todos estamos más conectados que nunca, estamos más expuestos que nunca a que otros se aprovechen de nuestros datos. Saber cómo detectar los rastreadores web y para qué se utilizan puede ayudarte a proteger mejor tu privacidad en Internet.

Mensajes de lectura del correo electrónico

Se trata de una función integrada en muchas plataformas de correo electrónico que notifica al remitente cuando su correo electrónico ha sido abierto. Aunque no parezca un gran problema, ya que es una parte integral de muchas otras plataformas de medios sociales como Facebook e Instagram, puede utilizarse para recopilar datos sobre cuándo y dónde se abren los correos electrónicos.

El remitente puede utilizar los datos recogidos de los recibos de lectura de correos electrónicos para deducir cosas sobre tu rutina diaria y construir un perfil de cuándo es probable que estés conectado. Lo que abres y lo que no abres también puede utilizarse para enviarte publicidad u otros contenidos.

Por ejemplo, si abres regularmente correos electrónicos sobre viajes pero nunca hace clic en los enlaces, el remitente podría suponer que estás interesado en viajar pero que no has reservado un viaje recientemente. En ese caso, podría dirigirse a ti con anuncios de ofertas de viajes o promociones especiales.

Del mismo modo, el hecho de abrir más correos electrónicos a una hora del día o en un lugar específico podría utilizarse para anuncios dirigidos. Si abres muchos correos electrónicos por la noche, el remitente podría suponer que eres un búho nocturno y dirigirte a él con anuncios de productos que son más populares entre las personas que se quedan despiertas hasta tarde.

Aunque esta función puede desactivarse en la mayoría de las plataformas de correo electrónico, no siempre es obvio cómo hacerlo. En algunos casos, tendrás que buscar en la configuración de la plataforma o en el menú de ayuda para encontrar la opción. No está claro por qué es tan difícil encontrar y desactivar esta función, pero probablemente se deba a que los proveedores de correo electrónico la consideran una valiosa fuente de datos que pueden vender a los anunciantes.

Internxt lucha por la privacidad online con sus servicios seguros

Cookies de seguimiento

Una de las formas más comunes de rastreo del navegador, las cookies incrustadas son pequeñas piezas de código que se colocan en su dispositivo cuando visita un sitio web. Se utilizan para almacenar información sobre su visita, como las páginas que ha visto y el tiempo que has estado en el sitio. Cuanto más tiempo permanezcas en un sitio, más cookies se colocarán en tu dispositivo.

Digamos que estás buscando un nuevo par de zapatos en Amazon. Es posible que navegues por docenas de pares diferentes antes de que finalmente pongas tus ojos en lo que parece ser el par ideal para ti. Aunque no los compres de inmediato, Amazon utilizará las cookies para enviarte anuncios personalizados de productos similares.

Estos anuncios le seguirán por la web, apareciendo en otros sitios que visite y que utilicen la red publicitaria de Amazon. El objetivo es conseguir que vuelvas a Amazon y completes la compra. Aunque esto puede parecer una forma inofensiva de que te recuerden los productos que te interesan, puede ser increíblemente intrusivo y difícil de evitar si, para empezar, no estás totalmente interesado en el artículo en sí.

Huellas digitales del navegador

La huella digital de tu navegador es un identificador único compuesto por información sobre tu dispositivo y la forma en que lo utilizas para navegar por la web. Puede incluir cosas como el sistema operativo, la resolución de la pantalla, la versión del navegador, los complementos y los tipos de letra. Te sorprenderá el nivel de detalle que puede obtenerse de estos datos.

En algunos casos, la huella digital de tu navegador puede utilizarse para rastrearte incluso si borras las cookies o utilizas el modo incógnito. Esto se debe a que crea un perfil específico para ti y puede utilizarse para identificarte en diferentes dispositivos y navegadores. Cada vez que visitas un sitio web, éste puede cotejar la huella digital de tu navegador con su base de datos para ver si has estado allí antes.

Un ejemplo clásico de fingerprinting son los sitios web de las aerolíneas que rastrean los precios de los vuelos que has estado mirando. Si ya has consultado el precio de un vuelo varias veces, el sitio web de la aerolínea asumirá que estás interesado en reservar y puede aumentar el precio en consecuencia. Esto se conoce como discriminación de precios y está diseñado para empujarte a realizar una compra antes de que tengas tiempo de comparar las tiendas.

Vigilancia de la dirección IP

Tu dirección IP es un código único que se asigna a tu dispositivo cada vez que se conecta a Internet. Ayuda a los proveedores de servicios de Internet a dirigir el tráfico hacia y desde tu dispositivo, y puede utilizarse para identificar tu ubicación general.

Aunque el número IP no es tan específico como la dirección de tu casa, puede utilizarse para limitar tu ubicación a una ciudad o región. Secuestrar la dirección IP de alguien es también un método popular para lanzar ciberataques, principalmente porque puede hacerse de forma relativamente fácil y barata.

Cuando se trata de rastrear la web, la búsqueda de tu dirección IP se utiliza a menudo junto con otras formas de datos, como las cookies y las huellas dactilares del navegador. Esto ayuda a las empresas a obtener una imagen más completa de tu actividad en línea y hace que sea más fácil lanzar anuncios a tu medida.

Scripts incrustados

Un script incrustado es un trozo de código que se incluye en una página web para recoger datos sobre sus interacciones con el sitio. Se diferencia de una cookie tradicional en que no se almacena en su dispositivo, sino que se envía a la empresa que lo colocó cada vez que cargas la página.

Este tipo de rastreo es especialmente común en sitios de redes sociales como Facebook y Twitter. Estas empresas utilizan secuencias de comandos incrustadas para recopilar datos sobre los artículos y anuncios con los que interactúas mientras estás conectado. A continuación, utilizan esta información para mostrarte contenidos más personalizados, especialmente en tu feed de noticias.

Cómo evitar ser rastreado

Dado el uso generalizado de los rastreadores web y la cantidad de datos que pueden recopilar, no es de extrañar que muchas personas estén preocupadas por su privacidad en línea. Estos datos no sólo pueden utilizarse para mostrarte anuncios dirigidos, sino que también pueden venderse a terceras empresas o utilizarse para influir en tus decisiones de compra.

Con el tiempo, se convierte en una herramienta diseñada para conseguir que gastes más dinero y guiar tu comportamiento en una determinada dirección. Las empresas se aprovechan del hecho de que la mayoría de la gente se basan en  costumbres, y si consiguen que hagas algo una vez, es probable que consigan que lo vuelvas a hacer.

El comprobador de contraseñas de Internxt es seguro y fiable

Afortunadamente, hay algunas medidas que puedes tomar para proteger tu privacidad y evitar que te rastreen en Internet. Para empezar, puedes utilizar una VPN, que es una herramienta que cifra tu tráfico de Internet y oculta tu dirección IP. Puedes establecer tu ubicación en un país diferente para dificultar que los sitios te rastreen, y también puedes elegir entre una serie de otras características que mejoran la privacidad.

Además, puedes utilizar un modo de navegación privada como el de incógnito en el navegador que elijas. Aunque no es totalmente infalible, esto evitará que el historial de navegación y las cookies se almacenen en tu dispositivo. También puedes instalar bloqueadores de anuncios y extensiones anti-seguimiento para proteger aún más tu privacidad.

Pero incluso si tomas todas estas precauciones, no estás completamente a salvo de ser vigilado en el mundo digital. Por mucho que nos guste pensar lo contrario, la verdad es que nuestra privacidad en línea se está erosionando de forma lenta pero segura.

Aunque nos consuele el hecho de que podemos optar por no participar en algunas formas de seguimiento, es sólo cuestión de tiempo que nos veamos obligados a renunciar a una parte aún mayor de nuestra privacidad a cambio de la comodidad de estar en línea.